sábado, 22 de octubre de 2011

Dinero Sistémico: El Precio del Dinero

¡Qué importante es Reconocer el origen del Dinero para luego entonces nosotros poder Tomarlo!  Lo anterior se lee muy fácilmente y más de uno podría pensar: "Bueno, no creo que sea muy necesario reconocer el origen del Dinero, sólo basta con que yo lo tome y ya". El dinero es sistémico y se reconoce con R mayúscula y se toma con T mayúscula.  Esto es: Reconocer con R mayúscula implica mirar desde dónde viene y se generó el Dinero que estás recibiendo en un momento dado.  Tomar con T mayúscula implica no sólo meterlo en tu cartera o depositarlo en tu cuenta bancaria, sino  recibirlo como el fruto que te da la vida por tu trabajo, servicio o creatividad. Reconocer y Tomar implica hacerlo desde una posición de humildad,  agradeciendo y honrando a todos aquellos por los que pasó dicho Dinero antes de llegar a ti para finalmente hacer algo bueno con él. Por eso el dinero como todos los aspectos en la vida tienen un trasfondo sistémico, es decir hubo un precio que alguien más pagó por él y lo tiene para ti también.


Para entender mejor lo anterior, simplemente imagina que recibes "X" monto por la venta de un automóvil de lujo que has estado ofreciendo desde hace meses. De pronto llega una persona interesada en la unidad y te ofrece pagarlo de contado en ese momento.  Tú piensas que es tu día de suerte pues finalmente podrás venderlo y destinar ese dinero a algo más que tienes proyectado.  El comprador  te paga en efectivo en ese mismo instante y tú recibes el Dinero felizmente.  ¿Se te ha ocurrió  pensar de dónde proviene ese dinero con el que  te pagó?,  ¿Has pensado qué tuvo que hacer esa persona que te pagó para conseguirlo?,  ¿Será dinero bien o mal habido?, ¿Será lícito o ilícito?, ¿Cuál fue el precio que tuvieron qué pagar las personas por las que pasó ese dinero antes para que pudiera llegar a ti?


En este contexto al decir precio nos referimos a todo aquello que tenemos qué hacer o dejar de hacer para obtener algo.  En este caso el precio que pagó tu comprador para obtener el dinero que te acaba de entregar sería qué tuvo que hacer para obtenerlo.  Si  esa persona ahorró por varios años y dejó de gastar en artículos que valoraba para poder reunir la cantidad, pues ese es el precio que pagó. Si tuvo que trabajar más tiempo de lo habitual pagó un precio pues vio menos a sus seres queridos, etc. La lista puede ser larguísima: Vender más o empeñar pertenencias con valor sentimental, dobles turnos, dedicarse a una profesión que no se ama por ser bien pagada, tomar el producto del RSI de los activos, endeudarse,  incluso reunir el Dinero de una forma poco honesta y de dudosa procedencia.


Sea cual sea la manera en que reunimos nuestro Dinero,  siempre habrá un precio a pagar por él.  El Dinero al ser un elemento tan especial  y tan sutil,  se "impregna" de esa forma y de esa vibración de cómo es obtenido. Lo sepas o no, lo creas o no, así es como se mueve el Dinero en el mundo. Simplemente revisa cuantas frases existen en el habla popular para referirse al tema:


"Es dinero manchado con sangre"
"Es dinero mal habido, no en vano lo están lavando"
"Su fortuna costó muchas vidas y el sufrimiento de muchas personas"
"Esa familia se enriqueció a costa de explotar a sus trabajadores"


Por eso es de vital importancia que tú sepas para qué tipo de Dinero estás preparado para recibir.  Los seres humanos tenemos una especie de brújula interior que nos indica de manera inconsciente qué hacer con el Dinero que recibimos dependiendo su origen. Es tan precisa que cuando dicho Dinero tiene un origen ilícito, ilegal, deshonesto o cuando alguien más sufrió, perdió la vida, fue explotado, etc. para obtenerlo,   hay algo en nuestro más profundo ser que no nos permite disfrutarlo o sentimos que no tenemos permiso para quedarnos con él.  Por lo tanto haremos lo necesario para deshacernos de ese Dinero o de ni siquiera tocarlo.  Esto es: No Tomamos (con mayúscula) ese Dinero.


¿Deshacernos de ese dinero?  Sí, suena descabellado, pero así sucede. Las personas gastan de más, pierden, regalan o "les roban" ese Dinero. Estas son sólo algunas formas de deshacerse de él y casi siempre sucede de manera inconsciente.


Ya que saber de dónde proviene el Dinero y cuál fue el precio que pagaron todas las personas por las que pasó antes resulta muy complejo en la gran mayoría de los casos, siempre hay alternativas que puedes realizar para Reconocer y Tomar el Dinero que recibes, aún si desconoces su origen.  Repite esta frase cada que lo recibas MIRANDO A LOS OJOS AL PERSONAJE QUE  APARECE EN EL BILLETE:
Gracias Dinero, te doy la bienvenida a mi vida. Ignoro por  cuantas personas más has pasado antes de llegar a mí,  honro su destino. Te Tomo al precio que a ellas les costó y que a mí me cuesta.  En su honor haré algo bueno contigo.
Ese es el precio del Dinero, el dinero sistémico que está todos los días cambiando de manos alrededor del mundo y que está esperando ser reconocido y tomado por aquellos preparados para hacerlo.


Y tú, ¿Has Reconocido y Tomado al dinero?


Fuente: Articuloz.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada