miércoles, 8 de febrero de 2012

Facebook y Google, obligados a retirar contenidos en India

Google y Facebook han tenido que retirar en India contenidos considerados lesivos para el sentimiento religioso. Google lo ha hecho en el portal de vídeos YouTube y de Blogger, en cumplimiento de una orden emitida por un juez civil de Nueva Delhi. El material incluye imágenes de figuras religiosas. Google ha publicado una nota en la que explica que la medida se toma para cumplir con una orden judicial. Además de estas empresas, una veintena más están implicadas en el mismo caso. La decisión del juez se produce tras una demanda presentada por un ciudadano en la que alegaba que los citados archivos mostraban contenidos intolerantes y podían causar disturbios entre las comunidades religiosas del país.

No es la única amenaza viva de este tipo en aquel país. Un periodista ha presentado una querella penal por similares motivos contra grandes compañías de Internet, Google y Facebook entre ellas. Las leyes indias dan 36 horas para cumplir con este tipo de órdenes. Sin embargo, las autoridades locales presionan a los proveedores de contenidos para que los retiren sin aguardar a que se produzca una orden expresa y les quiere obligar a tener una actitud activa retirando preventivamente los mismos, lo que preocupa a la comunidad de internautas y a los defensores de la libertad de expresión. El Gobierno amenaza con clausurar el servicio que se niegue a ello. La semana pasada, Blogger, portal de blogs de Google, anunció la introducción de una nueva arquitectura de dominios en su sistema que permite la retirada local de contenidos sin que ello suponga su desaparición en otras regiones. También ofrece un sistema de acceso local a los archivos censurados. Twitter, por su parte, ha anunciado una política de censura local de archivos que permita su existencia en el resto de países donde no se ha procedido a suprimirlos para adaptarse a “los contornos locales”.

Fuente: ElPais.com
Enhanced by Zemanta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada