martes, 3 de abril de 2012

Kernel de Linux, un proyecto colaborativo que mueve el mundo


En nuestro día a día usamos servicios y sistemas que se apoyan en Linux como sistema operativo y, aunque algunos puedan pensar que su uso no está muy extendido, Linux está presente en muchos más sitios de los que algunos puedan pensar: dispositivos Android, millones de servidores web, grandes players de la red como Google, Facebook o Amazon, TPVs de comercios, sistemas de cartelería digital… El Kernel de Linux es un proyecto en constante evolución en el que han participado, desde 2005, más de 8.000 desarrolladores de todo el mundo que contribuyen al crecimiento del kernel gobernados por Linus Torvalds, que ejerce de benévolo dictador del proyecto. La Linux Foundation ha publicado un informe que muestra la buena salud de la que goza el proyecto y su actividad en el último año y, para acompañar el documento, han publicado un interesante vídeo introductorio que ayuda a comprender un poco mejor el funcionamiento del proyecto.
Tras 20 años de funcionamiento, el proyecto del kernel de Linux goza de una salud envidiable que, claramente, demuestra que el proyecto tiene vida para rato. Hasta la fecha, unos 8.000 desarrolladores han contribuido al proyecto de los cuales 1.000 desarrolladores se han incorporado en este último año con una media de un parche incluido en el kernel por cada 3 desarrolladores que han participado en el proyecto. Esta comunidad tan activa, según los informes, está liderada por una serie de 10 desarrolladores que en los últimos 5 años han aportado un 9% del trabajo total de desarrollo del kernel (que supera los 15 millones de líneas de código) y, extendiendo un poco más el campo, el 20% del kernel ha sido desarrollado por los 20 desarrolladores más activos del proyecto.
Como bien se explica en el vídeo, cada una de las contribuciones pasa a ser analizada por un desarrollador senior en dos fases; una primera para aceptar o descartar la propuesta y una en profundidad para analizar el código aportado. Tras las dos validaciones, la propuesta pasa a ser evaluada por el mismísimo Linus Torvalds y su equipo de confianza que son los que dan la validación final y deciden qué contribuciones son las que se incluirán en la siguiente versión del kernel.
Un dato interesante, sobre todo para derribar viejos mitos, es la activa participación de las empresas en el desarrollo de Linux (sirva como ejemplo el kernel 3.2 en el que participaron 226 empresas) entre las que se encuentran Red Hat, Novell, Intel, IBM, Oracle, Nokia, Google, HP, Cisco, Fujitsu, Samsung o Microsoft. ¿Microsoft? Pues sí, aunque pueda sorprender a muchos, los de Redmond ocupan el lugar número 17 de empresas que más han contribuido al desarrollo de Linux (con 688 aportaciones durante el último año).
El modelo de desarrollo colaborativo del kernel que, prácticamente, funciona como una factoría que funciona las 24 horas del día los 7 días de la semana permite que el desarrollo sea rápido y el kernel evolucione a un ritmo medio de 70 días por cada versión, una tasa que difícilmente pueden alcanzar otros sistemas operativos.

vía Bitelia
Enhanced by Zemanta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada