miércoles, 4 de abril de 2012

Los pagos en aplicación de Amazon permiten al desarrollador controlar precios

amazon-kindle650
Hace unos días surgía la noticia de que Amazon estaba completando las pruebas de sus pagos en aplicaciones (in-app payments), los cuales iban a ser utilizados en apps de Android, un mercado en el que el gigante del comercio online lucha desde que el año pasado se lanzara Kindle Fire, la tableta de Amazon para el sistema operativo de Google. Amazon sigue empeñada en el ecosistema Android, el cual por cierto podemos decir ha hecho despegar en el sector de las tabletas, un terreno donde Apple e iPad dominan claramente.
No os hablamos de ello porque se trata de una característica que permiten Android y Google desde hace tiempo, y de hecho hace poco anunciaron nuevas facilidades para los desarrolladores. Muchos de los que criticaron que no eran suficientes tal vez quieran mirar ahora a lo que tiene en mente la mayor tienda online del mundo, ya que sus pagos en aplicaciones permiten al desarrollador un control total sobre el precio.
El control por el precio pasa directamente al desarrollador, y esto es un reclamo realmente llamativo para los desarrolladores, que ahora podrán mirar a Amazon como una alternativa que no tendrá nada que envidiar a tiendas como Android Play o la App Store de Apple. De hecho, si todo es como nos cuentan, saldrían bastante beneficiados, y esto seguramente empujaría a Google a mejorar aún más su sistema de pagos en aplicaciones.
¿Qué supone que Amazon de control a los desarrolladores en el ámbito del precio? Pues que serán ellos mismos los que establezcan el valor de la moneda virtual y el que quieren que sus usuarios paguen por el contenido digital. Ellos ponen los precios, y Amazon obtiene un 30% de los mismos como beneficios.
El dato del 30% no dista mucho de los beneficios que obtiene Apple, aunque lo que choca tal vez un poco es que Amazon obtenga dicho margen después de que hace unos meses fuera acusada de competencia desleal por regalar los ebooks e incluso por pagar para que sus usuarios los descargaran, una estrategia que iba enfocada a que sus clientes se hicieran con un lector Kindle y se fueran aficionando a comprar y obtener libros en su tienda a través del mismo.

vía Bitelia 
Enhanced by Zemanta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada