lunes, 22 de agosto de 2011

¿Es posible mantener el equilibrio en las redes sociales?


Un reciente informe de Hiscox señala que sólo el 13% de los propietarios de pequeñas empresas mantienen una actividad y presencia diferenciada entre su trabajo y su vida personal en los medios y redes sociales.

¿Quién no ha enviado un tweet durante la cena, o ha comprobado Facebook un domingo? Todos lo hacemos, y los medios de comunicación sociales se han vuelto en parte, una pequeña adicción, para unos más que para otros, está claro, pero la mayoría caemos en este “nuevo vicio”.

Para el pequeño empresario en ocasiones resulta aún más difícil el desconectar. Tan sólo el 5% de los propietarios de una pequeña o mediana empresa afirmó que no trabajaba durante los fines de semana, y un porcentaje mucho menor señaló haber prohibido el uso de sus smartphones durante la cena o sus estancia en el propio dormitorio.

Kevin Kerridge, experto en Pymes de Hiscox señala que iniciar una pequeña empresa requiere un alto nivel de compromiso. Para muchos, la marca es su vida, por lo que no tiene sentido dividir esta presencia y utilizar una doble presencia en estos medios. Facebook obliga a tener perfiles a las personas, y páginas a las empresas, pero para muchos profesionales o autónomos, el negocio resulta ser parte integra de la persona.

La verdadera cuestión es cómo utilizar los medios de comunicación sociales. Los estudios han demostrado que los seguidores disfrutan de la información personal entremezclada con actualizaciones de la compañía y sus productos, pero no podemos mezclar en ellos nuestros problemas familiares, los de salud o nuestras opiniones sobre política y religión, aunque esto tampoco sea recomendable hacerlo en nuestras cuentas personales.

El problema de tener separadas las cuentas personales y profesionales es que, aunque no nos demos cuenta, ambas representan nuestro negocio. Si somos dueños de una Pyme, tenemos nuestra propia marca y eso será así durante las 24 horas del día, los siete días de la semana y durante todos los días del año. Podemos ser capaces de equilibrar la vida laboral y familiar en el mundo real, pero en el virtual no es tan sencillo. Nuestros clientes y contactos profesionales, siempre nos estarán observando.

¿Crees que es posible alcanzar el equilibrio?

Enhanced by Zemanta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada