sábado, 31 de marzo de 2012

Cómo aprovechar la nube para hacer backup


Hoy, en el World Backup Day, les estamos presentando una serie de consejos para hacer backup. Existen muchísimas formas, pero una de ellas es más novedosa. Por eso, hoy, además de una serie de consejos muy importantes, también les hablaremos sobre Cloud backup, o cómo hacer backup en la nube. Con esto, nos referimos a una forma alternativa de guardar copias de nuestros archivos, agenda de contactos, favoritos y contraseñas en la web, en lugar de depender de un equipo o de un servidor único.
Una de las preocupaciones principales sobre esto es la seguridad. De hecho, es una de las preocupaciones fundamentales a la hora de usar servicios de almacenamiento basados en la nube. Sin embargo, proveedores, como por ejemplo Box o Dropbox, usan un sistema fuertemente encriptado que nos permite proteger todo a niveles confiables. Además, si son servicios de pago (como puede ser Box, una alternativa más empresarial) también es una buena forma de almacenar nuestro correo electrónico.
Dejando de lado la seguridad, tener un backup en la nube resulta de mucha utilidad. Podemos acceder a nuestros archivos desde la web, tener un almacenamiento alternativo al backup que tenemos hecho, y garantizar más seguridad a las cosas que queremos proteger. ¿Cómo, entonces, podemos hacer para tener un backup en la nube? Lo principal es tener un buen servicio de almacenamiento; aquí en Bitelia les hemos recomendado algunos como los que ya mencionamos, además de SparkleShare, Egnyte, y más. La contratación de estos servicios dependerá de las necesidades de cada uno.
Lo bueno de tener nuestros archivos alojados es que podemos accederlos y actualizarlos en cualquier momento. Pero por supuesto, tenemos que tener algunas cosas en mente a la hora de comenzar a hacer backup en la nube. Aquí encontrarán estos pasos a seguir.

Contraseñas

Arrancaremos con la parte más delicada. ¿Deberíamos guardar nuestras contraseñas en la nube? Si realmente confiamos en el servicio no hay nada de malo en guardarlas. De hecho, si estamos haciendo las cosas correctamente, tenemos un set de usuarios y contraseñas diferentes para cada red social, correo electrónico y otro acceso que tengamos. Por ende, es mejor tener un archivo almacenado en la nube y en nuestro equipo para poder estar seguros que no nos olvidaremos de nada. La verdad es que es la solución más práctica.
Muchos servicios en la nube incluyen un password manager que nos permite generar una contraseña difícil para que no pueda ser descubierta (es increíble la cantidad de personas que sigue usando su fecha de cumpleaños), funcionan en varias plataformas y navegadores para que no nos encontremos en problemas si accedemos desde otro lado, aplicaciones paralelas que funcionan en móviles (hoy en día, algo importantísimo), y, por supuesto, seguridad con varios niveles de encriptado que no puedan ser desencriptados fácilmente.

Contactos

Recientemente tuve que cambiar mi móvil por otro (entre dispositivos con Android). Tengo guardados mis contactos, o, al menos, la gran mayoría de ellos, en mi cuenta de Google. Así que simplemente tuve que sincronizar para tener acceso a todas mis cosas. Mi nuevo teléfono, con sus respectivos contactos, estuvo listo en segundos. Sin embargo, hay personas que no confían en el almacenamiento de contactos en internet, porque son valiosos para ellos (generalmente, contactos de negocios).
Servicios como MobileMe, como un ejemplo, nos ayudan a mantener nuestros contactos donde vayamos. Algunos son de pago, otros son gratuitos, pero es una buena forma de saber que si nos roban el móvil, tenemos que reformatear la computadora, o perdemos nuestra agenda analógica en un bus, tendremos dónde encontrar a las personas. Si todos usaran servicios en la nube para almacenar sus contactos, entonces no tendríamos que recibir tantos correos al año diciendo "pásame tu número de teléfono de nuevo".

Agenda

Con una agenda analógica (sí, así es, esas de papel, ¿se acuerdan?) podíamos llevar a nuestros contactos a donde sea y saber qué es lo que teníamos que hacer. Ahora con una agenda en la nube, pasa lo mismo: podemos ingresar a nuestras actividades desde el dispositivo en el que estemos. Pensemos sino en Google Calendar.
De la misma forma que el producto de Google, podemos usar varios productos tanto para Mac como para PC (de nuevo, gratuitos o de pago) que nos permiten llevar nuestra agenda a todos lados. También tenemos que tener en cuenta que nos manejamos mucho con móviles, por lo que tenemos que considerar tener un producto que nos sirva tanto para una computadora como para nuestro teléfono.

Favoritos

Finalmente, no muchas personas saben que también podemos guardar nuestros favoritos en la nube. Esto es algo súper útil: ¿cuántas veces hemos guardado una página como favorita y luego nos hemos olvidado de la dirección cuando no estábamos en nuestro ordenador y queríamos verla de nuevo? Tener nuestros bookmarks en la nube es más fácil y práctico.
Con esto, llegamos al fin de nuestros consejos para la nube. Sin embargo, continuamos festejando el World Backup Day en Bitelia. Pueden hacer click aquí para acceder a la lista de artículos que hemos preparado para el día de hoy. ¡Y no se olviden de hacer su backup!

vía Bitelia 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada