lunes, 19 de marzo de 2012

¿Las apps de Android con anuncios afectan el rendimiento y la seguridad?


En la actualidad, Google Play permite descargar más de 450 mil aplicaciones a nuestros equipos basados en Android, las cuales pueden ser de pago, completamente gratuitas o con anuncios. En este último caso, si bien nos resultan convenientes porque ofrecen interesantes funciones sin costos adicionales, dos estudios realizados por universidades identificaron potenciales problemas: un menor rendimiento del teléfono y riesgos de seguridad.
De acuerdo con el trabajo que publicaron hoy los investigadores de la Purdue University y Microsoft, los procesos relacionados con los avisos publicitarios pueden consumir hasta el 75% de la batería del dispositivo. Esto no sólo incluye la exhibición del banner, sino también lo relacionado al envío de estadísticas y datos de ubicación a la compañía encargada de gestionar la publicidad.
Para demostrar esto, recurrieron a la herramienta EProf, cuya función es separar cada hilo y analizar cuál es su consumo de energía. Tras efectuar pruebas con Angry Birds, FreeChess y la app del New York Times en un Nexus One con Android 2.3, los resultados mostraron que en las dos primeras, las aplicaciones propiamente dichas apenas necesitaban el 30% del uso total de batería. Respecto de la última, el 15% se utilizaba para rastrear a los usuarios.
Ese detalle también guarda relación con otro estudio que se difundió, realizado por la North Carolina State University, que analizó cien librerías publicitarias utilizadas por unas 100 mil aplicaciones entre marzo y mayo del año pasado. Como Android no efectúa distinciones entre la app y la herramienta que muestra los anuncios, es posible ejecutar código de terceros que obtenga datos absolutamente innecesarios para su correcto funcionamiento.
Por ejemplo, el popular Angry Birds ofrece una versión gratuita monetizada gracias a AdMob, que seguramente habrán visto en muchos productos. Por este problema de privacidad, Google podría recibir la puntuación alcanzada por el usuario y guardarla en sus servidores. En otros casos, según detectaron con su herramienta AdRisk, es posible capturar hasta el número telefónico, el registro de llamadas o la lista de aplicaciones instaladas.
Lo que hacen ambos informes es demostrar que, pese a la existencia de Bouncer para luchar contra el malware, hace falta un mayor control sobre el entorno de cada aplicación, teniendo en cuenta que es muy habitual la aparición de anuncios. No es una tarea fácil, como ya lo demostró Facebook al regular las redes publicitarias que se pueden utilizar dentro de su plataforma, pero conviene hacerlo antes de que ocurran abusos.

vía Bitelia 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada